Villa Clara campeón: lo que la vida te quita…la vida te da

Villa Clara campeón: lo que la vida te quita...la vida te da

Dieciocho años tuvo que esperar la afición naranja para revolver el mundo de la forma en que lo hizo anoche. Dieciocho años, para que un dieciocho de junio, toda una provincia se jactara del “jugo” más dulce entre todos: el del título de la pelota cubana.

Hubiera deseado tanto que esto mismo ocurriese unos cuatro o cinco años atrás, así, todavía sería uno de los tantos estudiantes de esa bella ciudad que no durmió y que se quedó para celebrar una alegría que inundó a Villa Clara toda.

Pero lo cierto es que no pudo suceder en otro momento, sino ahora, y comparto la felicidad de aquellos que llevan tanto tiempo añorándolo, y de cierta forma, hasta los envidio un poco, porque no sé cuando le vaya tocar a mi equipo.

Sí, porque Villa Clara no es mi equipo. Aunque amo su ciudad y todo lo bueno que me dio, mi corazón está con otros, que todavía no han correspondido mi fidelidad, pero igual sigue con ellos.

Las Naranjas o los Leopardos siempre fueron mi carta bajo la manga, ese paño de lágrimas donde me refugiaba cuando los míos quedaban en el camino, por eso ayer por la noche no solo sentí placer, sino una mezcla de satisfacción, con nostalgia y tristeza, por no haber estado allí, por no tener el derecho de discutir el campeonato junto a ellos cuando solo me faltaban cuatro outs para lograrlo.

Cuba tiene un nuevo campeón, que también es del centro, justo como el año pasado.

Villa Clara lo logró su sueño luego de 18 años de espera, una espera tortuosa. Su victoria final tuvo como protagonista a un hombre que puso a prueba lo que un aficionado diría más tarde: “el deporte te da revanchas y hoy se la dio a Pestano”.

El 13 naranja se soltó un jonronazo con la casa llena que sencillamente puso al Sandino en pleno estado de delirio. Su batazo iba empujado quizás por la fuerza de muchas decepciones y angustias personales, familiares…Su dolor tomó desquite y de qué forma.

No tengo mucho más que decir. A ese equipo de pelota, a su director, a los que fueron estrellas en el terreno, o desde el banco, o desde el bullpen, MUCHAS FELICIDADES. Ahora a festejarlo y a seguir pensando en grande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s